Miguel Ángel Arranz, entrevistado para el periódico La Brújula del Norte