El PP de Arroyomolinos deja una deuda millonaria

by UPyD Arroyomolinos

Por más que nuestro alcalde, Juan Velarde, quiera vender a los vecinos de que nuestro ayuntamiento tiene deuda cero, y que el suyo es uno de los sistemas de gestión más eficientes y envidiados de nuestro país, la realidad es totalmente opuesta.

Durante esta última legislatura, el Partido Popular, con su mayoría simple, ha aprobado en solitario multitud de créditos extrajudiciales en una buena parte de los plenos celebrados estos cuatro últimos años.

Un crédito extrajudicial es una gestión financiera extraordinaria que se realiza para pagar cosas que no estaban previstas en los presupuestos del año en curso y, que en su inmensa mayoría, han sido facturas pendientes de pago en años anteriores (está información está corroborada y se puede obtener de las actas de los plenos). Cualquiera sabe que algo que no se paga, aunque haya un compromiso posterior de pago, es una deuda contraída. En el caso de nuestro ayuntamiento, los créditos extrajudiciales para pago de facturas adeudas por el ayuntamiento, las cuales habían ascendido a varios cientos de miles de euros.

¿Y a qué se refiere Velarde con la famosa “deuda cero”? Se refiere a que no ha habido desequilibrio presupuestario, a pesar del pago de estas facturas adeudadas. La deuda de Velarde estaría presente para él si los presupuestos no pudieran absorber las deudas reales.

Pero incluso con equilibrio presupuestario, Arroyomolinos posee una deuda millonaria que no se contabiliza por las cuentas de nuestro ayuntamiento, una deuda de la que es responsable Juan Velarde y sus compañeros de gobierno, y que se ha ido alimentando durante años. Se trata de los más de 2,5 millones de euros de déficit de la Empresa Municipal de la Vivienda de Arroyomolinos (EMUVISA) y que llegó a acumular más de ocho millones de euros en pérdidas. Aunque EMUVISA sea una empresa regulada por el régimen de la Sociedad Anónima, lo cierto es que sus presupuestos, su financiación y sus gastos tienen una estrecha relación con nuestro Ayuntamiento, su consejo de administración y sus accionistas está compuesto por los representantes electos en el Ayuntamiento, y sus pérdidas serán sufragadas por los arroyomolinenses. 

Esta empresa fue creada por el Partido Popular de Arroyomolinos en el año 2000 con patrimonio social del Ayuntamiento de Arroyomolinos. Durante sus 15 años de existencia, ha sido gestionada y administrada por los componentes de cada gobierno del Partido Popular, los cuales formaron su Consejo de Administración y su junta de accionistas. A mitad de esta legislatura, Juan Velarde cesó como presidente de EMUVISA, tomando el relevo nuestro teniente de alcalde D. Félix López Rodríguez, no sin antes acumular un déficit de más de dos millones de euros.

La situación financiera de EMUVISA es insostenible, y está pendiente de entrar en concurso de acreedores desde hace un tiempo. A esta situación se ha llegado por la nefasta gestión de sus administradores y gerentes, de las decisiones y errores que cometieron, de los proyectos ruinosos en los que se embarcaron (como el SPA, la perrera o el club de padel) y de querer seguir inviertiendo en ladrillo cuando la crisis había estallado y había dejado de manifiesto que el sector de la construcción e inmobiliario estaban hundidos, o la aprobación de contratos y servicios con informes desfavorable de intervención. Un ejemplo de estas decisiones en tiempo de crisis fue el intento de construir 61 viviendas de protección oficial, de las cuales no queda más que el vestigio fantasma de unas estructuras y unas pérdidas de más de 300.000 euros.

EMUVISA, al ser una Sociedad Anónima no se acoge a ley y a prácticas como las Administraciones. Debido a ello, EMUVISA ha sido una caja negra y opaca, en la que se ha movido multitud de intereses y contratos que no han dejado huella, pero que los resultados evidencian esta praxis. Hace ya años, ya se denunció las prácticas irregulares de trocear contratos millonarios para que evitasen la convocatoria de concursos, motivo por el cual, Juan Velarde, Félix López, Ana Millán y otros miembros de su partido y algunos técnicos, fueron imputados por varios delitos por el presunto troceo de contratos por valor de casi 45 millones de euros.

Recientemente, UPyD denunció en los medios las prácticas irregulares que el año pasado realizó EMUVISA en unos concursos que cedían la explotación de espacios del SPA (Centro Acuático La Dehesa) a unas empresas en unas condiciones fuera de mercado y de supuesto favoritismo.

Esto no es solo si no la punta del iceberg de una historia llena de sombras y sospechas que apenas ha trascendido a la opinión pública.

En los dos primeros años de legislatura, UPyD Arroyomolinos manifestó en los plenos su firme convicción de cerrar EMUVISA, por motivo de falta de transparencia, de presuntas irregularidades y corrupciones, y evitar seguir incrementando su ruina, la cual deberíamos terminar pagando los arroyomolinenses.

Pero desde hace casi dos años, UPyD cambió radicalmente este punto de vista, al analizar y estudiar detenidamente las opciones que podrían beneficiar a los vecinos y vecinas de Arroyomolinos.

Uno de los factores que influyó en este cambio de pensamiento fue que casi todos nuestros servicios de limpieza, jardines y otros, están externalizados a empresas como Urbaser, las cuales tienen unos contratos millonarios, por unos servicios que dejan mucho que desear en cuanto a calidad.

En lo que llevamos de año 2015, [ el PP de Arroyomolinos se ha dado mucha prisa para intentar aprobar contratos “in extremis” ] a estas empresas y externalizar contratos millonarios y por condiciones inauditas, como la concesión de contratos por más de seis años. Estos contratos han tenido previamente un informe desfavorable de intervención.

Si se liquida EMUVISA, los arroyomolinenses tendrán que pagar esa deuda de más de 2,5 millones de euros sin ninguna contraprestación. Pero si se hace de EMUVISA la concesionaria de los contratos de servicios en lugar de concederlos a empresas privadas que sólo piensan en su beneficio de forma lucrativa, podremos ir reduciendo la deuda de EMUVISA hasta eliminarla, mientras ahorramos costes al ayuntamiento, y la inversión repercutiría en un mejor servicio a los vecinos, un mayor control y seguimiento de los contratos y servicios prestados, así como también la oportunidad de conservar los puestos de trabajo de sus empleados y la generación de nuevos puestos de empleo para nuestros vecinos y vecinas.

Esta forma de ver las cosas, la de convertir un problema en una oportunidad, nos ha permitido y afianzado en la convicción de [ remunicipalizar muchos de los servicios externalizados de nuestro municipio ], de devolver a los arroyomolinenses lo que es de los arroyomolinenses, de evitar el vampirismo empresarial de lo público y de mejorar la calidad y la eficiencia de dichos servicios.

Desde UPyD queremos hacer de EMUVISA una empresa municipal transparente cuya misión y visión sea el beneficio de nuestro pueblo, que esté controlada por nuestro ayuntamiento, con un consejo de administración en el que haya representación de todos los partidos políticos electos y de técnicos del ayuntamiento completamente independientes; con unos procedimientos de control y seguimiento eficaces y eficientes, supervisado por auditorías anuales, con comisiones de cuentas en las que los vecinos estén invitados e informados, con un compromiso de transparencia total, con unos mecanismos de medición que permitan la mejora contínua de la eficiencia y de la calidad de los servicios.

Desde luego, nuestra primera decisión al frente del ayuntamiento, será realizar una auditoría profunda para identificar cualquier irregularidad o conflicto, publicando los resultados, exigir responsabilidades y denunciar las posibles ilegalidades que pudieran destaparse. No sería justo que los arroyomolinenses tengan que pagar las deudas y los errores de unos incompetentes, y que dichos incompetentes se marchen impunemente, como si nada hubiera pasado.

 

* Imagen: El Diario de Arroyomolinos