UPYD denuncia que los líderes están activando una “bomba de relojería” por su inacción en la crisis de los refugiados