Pagazaurtundúa advierte de que el maltrato a los refugiados es una “bomba de relojería” para Europa