Pagazaurtundúa denuncia el discurso del odio en Euskadi