“La Javierada” 2017: ¿Censura?